SUFISMO

(Carlos Leal Roel, 2013)

 

 

No hay sufismo sin islam

 

En la actualidad, en donde los medios de comunicación impresos o electrónicos se han extendido en todo el mundo, podemos encontrar en librerías o en páginas de internet toda la información del Sufismo, y de todas las tradiciones.

 

Recuerdo todavía hace más de 20 años el Sufismo, como muchas tradiciones era algo oculto, misterioso, un secreto. Actualmente se pude conseguir de todo, Sufismo, Budismo Tibetano, Chamanismo, Cábala, Masonería, Rosacruces, las Tradiciones de nuestros pueblos indígenas, y muchas más. Por ejemplo, en el Reiki, los símbolos de curación se pueden encontrar en internet y en los libros y antes solo se transmitían en las iniciaciones, pero todo eso es pura información y nos sirve de mapa para nuestro viaje y para la búsqueda de un camino. El Conocimiento está en otro lado, está en nuestro corazón.

 

Por lo tanto, no pretendo hablar muy extensamente del Sufismo, únicamente expondré brevemente que es el Sufismo, pero no antes me voy a permitir, dar algunas definiciones de Sufismo, dentro de los limitado que puede ser la expresión literal, ya que para saber que es el Sufismo hay que vivirlo.

 

Sufismo es esto: Dios hace que mueras hacia ti mismo y que te unas a El.

Sufismo significa no poseer nada y que nada te posea.

 

Los sufís son aquellos que han preferido a Dios sobre todas las cosas, así que Dios los ha preferido a ellos por sobre todas las cosas.

 

El sufí no se inclina ante nadie, más que ante Dios.

 

Eres sufí cuando tú corazón es tan suave y abrigador como la lana.

 

Al Sufí no le interesan las capas remendadas ni las alfombras para orar. Al sufí no le interesan las convenciones ni las costumbres de ser de ser sufí. El sufí es uno que no es.

 

Sufismo es la escuela de los estados interiores, no de los discursos; y el sufí es algo en lo que uno se convierte, no algo que se pueda aprender. Como ninguno de los estados interiores pueden ser explicados, los maestros sufíes declararon: *Todo lo que se pude definir no es sufismo*.

 

Mevlana Rumi dice:

Por mucho que intento hablar del amor, al llegar a él, me avergüenzo de él”.

 

Todo lo que han dicho los maestros sobre el sufismo son explicaciones relacionadas con determinadas moradas y estados espirituales, y no una definición general de él. Sin embargo, lo que se pude aceptar hasta cierto punto como la definición global del sufismo es:

El Sufismo es la senda hacia la Verdad, su provisión el Amor Divino, su método mirar en una sola dirección, y su objetivo Dios”.

 

 

Al final del viaje del Sufí, no queda más que Dios.

El Sufismo es una Escuela de Conocimiento, de conocimiento de uno mismo y del viaje al Señor, por que se dice en nuestra tradición profética:

El que Se conoce a sí mismo conoce a Su Señor”.

 

El Sufismo, es una Escuela del Conocimiento, Amor y Servicio a la Verdad. Tiene sus raíces en el medio oriente, en el Islam, y está basado en el conocimiento secreto del Sagrado Corán y en las Enseñanzas del Profeta Muhamamd (s.a.s.). Se dice que el Profeta Muhammad transmitió la enseñanza oculta y los secretos divinos al Imam Alí (a), antes de entrar a la ciudad Santa de la Meca, bajo un árbol y en el momento de hacerle entrega de su Manto Sagrado.

 

A partir de ahí, se dio la trasmisión oral de la enseñanza, a través de maestros y discípulos, y así sucesivamente, hasta la formación de las Escuelas Sufíes, u Órdenes o Cofradías Sufíes, que en la actualidad son alrededor de 150 escuelas, que lleva en nombre de de su fundador. Por ejemplo, la Escuela Qadirya, fundada por Abdul Qadir Jilani; la Sohrrawardiya, fundada por Shihad al-din Sorrawardi, la Mohayamendiya, fundada por Muhammad Ibn Arabi , la Mevlevi, fundada por Nuestro Maestro, Muhammad Jelalu Din Rumi, Mevlana.

 

Las Escuelas Sufíes, basan su Conocimiento, en la transmisión del mismo y de la barakah (Bendiciones Divinas o energía espiritual sutil), a través de la Cadena Espiritual o Lazos Espirituales, que se establecen. Por ejemplo en nuestra escuela ne México, el Grupo está unido en la cadena espiritual, con nuestro Sheik Husseyn Peter Cunz, éste con el Sheik de Konya, Husseyn Top Efendi, y él con el Sheik Macam Chelebi, Director de la Orden, que a su vez está unido con Mevlana Rumi, que a su vez está unido con el Imam Alì, y este con el Santo Profeta Muhammad (sas), que nos conecta con Dios.

 

El Método del sufismo, consiste en proporcionar lecturas de los maestros, prácticas y ejercicios, que proporcionan herramientas para nuestra vida diaria, que tiene como objetivo buscar la Presencia de Ser, a través de ir puliendo el espejo del ser para que se refleje la Realidad. El Sufismo busca al Hombre Perfecto, al hombre o mujer que viven el Aquí y el Ahora. Es pulir el espejo de corazón para ver reflejado en todo el rostro de Allah.

 

Sufí, es un estado es aquel que habiendo cruzado las estaciones y estados del ser, a través de la purificación del ego, su existencia deja de ser, para que solo sea la existencia de Dios, Sufí es la gota de agua que después de haber cruzado el río, se sumerge y se pierde en la inmensidad del Océano Divino. Mientras tanto, los que pertenecemos a esta Escuela, únicamente somos Viajeros (Salikh).

 

El símbolo del Sufismo, es la Rosa. El tallo es el Camino Sufí, que está compuesto espacios y espinas, dolores y alegrías, como la vida misma; la Rosa es la belleza de la creación del universo, las creaciones de Dios, los 18,000 Universos creados, visibles e invisibles, la Esencia, el Perfume, Dios, el Objetivo del Salikh, del viajero, es transformarse en el Perfume; o bien, es la gota purificada que retorna y se pierde en océano divino.

 

En la Escuela Sufí, no existen grados, se compone por discípulos y Sheikhs o Maestros, y en muchos casos, o la mayoría, todos son Viajeros, en algunos ya Sufíes. No obstante existen grados interiores, de acuerdo las estaciones o estados del Alma, se dice que existen Siete Estaciones del Alma y 45 Etapas del Ser, pero también se dice que solo la Gracia de Dios nos puede abrir la Puerta a Su Presencia. Lo que sí está claro, que la Fuerza principal del Universo y de la Escuela Sufí y Mevlevi es el Amor, que es el único Poder que Transforma, Sana y da fuerzas a las alas del espíritu para su viaje al Señor de la Luz.

 

El Maestro Abdul Qadir Jilani define al Sufí como el niño de corazón de la siguiente manera:

“Lo sufís describen el estado espiritual como un niño o “bebe, porque ese bebe nace en el centro del corazón, donde es criado, alimentado y donde crece. El corazón, al igual que la madre, da a luz, amamanta y cría al niño de corazón. Se enseña a los niños las diversas formas mundanas del conocimiento; al niño de corazón se le enseña sabiduría interior. Así como, incluso, un niño común y corriente no está contaminado con los pecados del mundo, el niño de corazón también es puro, sin indolencia, ni egoísmo, ni duda. Con frecuencia, la pureza del niño de corazón se presenta en sueños y en forma de ángeles. No esperes entrar al paraíso con la fuerza de acciones, deja que el regalo del paraíso venga a ti, aquí y ahora, por medio de las manos del niño de corazón”.

 

Si se pudiera resumir, el Sufismo es una Escuela de Conocimiento, de Amor y Servicio, que consiste en pulir, limpiar al ser de las características egoístas, para que nazca el niño de corazón, para vivir en la constante Presencia del Ser y la Presencia Divina. Es pulir la roca, para que brille la gema, es limpiar el espejo del corazón para se refleje la Realidad: Allah.