LA PUERTA AL MASNAVI

BISMILLAH, AR-RAHMAN, AR-RAHIM

(Carlos Leal Roel)

 

LA PUERTA AL MASNAVI

PREFACIO LIBRO PRIMERO

 

Mevlana (Nuestro Maestro en Turco) Rumi nos dice el prefacio que el Masnavi Es el Paraíso del Corazón…..El mejor de los sitios en donde detenerse y óptimo lugar de descanso”. En ese sentido, ha significado para mi, que en este mundo de fatigas, penas, angustias, temores y trabajos por conseguir el pan diario y nuestra supervivencia, en este mundo de dunya de espejismos e ilusiones, en este desierto, en el cual la enseñanza, la oración y el Recuerdo de Allah, así como la lectura de los libros sagrados y textos de los maestros como el Masnavi, son un oasis y un paraíso para nuestros corazones, un lugar de descanso en donde el viajero (salih) se detiene a beber de la fuente de la Sabiduría Divina (Salsabil); hace alto en el camino para encender una antorcha en su interior del fuego proveniente de la Luz Divina y poder ver el mapa de su corazón, y así continuar por el sendero corRecto (al sirat al mustaquim).

 

Continúa Mevlana y nos dice en el prefacio “… en el Masnavi beben y comen los rectos...... y son regocijados los libres de espíritu”. Tenemos que ser muy cuidadosos y vigilantes de nuestras acciones, conducirnos correctamente para poder tener acceso a esa fuente de conocimiento, para que sean abiertas las puertas del conocimiento y poder lograr la libertad del espíritu. Viene a mi recuerdo el siguiente dicho del Profeta Muhammad (La paz y bendiciones de Allah sean para él): Sé para este mundo como un extranjero”, sin apegos, con la conciencia de que nada y nadie nos pertenece y que nuestra estancia en este mundo es un breve instante y que partiremos en el momento menos esperado.

 

Rumi continúa más adelante, y nos dice que el Masnavi “… es una bebida para aquellos que resisten con paciencia”. La vida y el sendero mismo están repletos de obstáculos, lágrimas, penas, tentaciones, ilusiones y fantasías. No debemos retroceder, sino continuar con amor y paciencia para poder acercarnos a beber del agua de la fuente del Masnavi que proviene del Océano Divino, y saciar nuestra sed, reponer nuestro cansancio y retomar la fuerza para continuar el camino por dunya. Recordemos a los viajeros de las caravanas como se detenían en los oasis para evitar la deshidratación y los espejismos del desierto por la falta del agua.

 

Mevlana dice también que el Masnavi es un pesar par el pueblo del Faraón y los incrédulos”. Esta vedado para los soberbios y orgullosos, si pensamos que todo lo sabemos y que estamos en un nivel alto que nos volvemos irrespetuosos e ignorantes. Solo podemos acercarnos a la sabiduría con humildad, recordando siempre en nuestro interior que nada nos pertenece, que nada sabemos y que todo se nos da como un regalo divino.

 

Nos dice Mevlana que el Masnavi “ …es la cura para los corazones enfermos, la purga de los pesares, el instructor del Qur´an, la abundancia de los dones, el medio para limpiar…. Nadie lo tocará si no los purificados”. Que puedo decirles ante estás palabras de Mevlana, que por si solas hablan y penetran los corazones, únicamente invitarlos a que se sumerjan en ese océano de amor y sabiduría, vacíos de todo pensamiento y sentimiento, sin esperar nada a cambio, como dejarse caer de una montaña pero con la fe y certeza que nos crecerán alas y volaremos hasta el sol.

 

Finalmente, Mevlana nos dice: “…un trago de agua es un indicio del estanque y un puñado de trigo es una muestra del todo el granero”. No importa que no podamos leer toda la majestuosa obra de Rumi, permítanse beber cunado menos un sorbo de esa fuente, y así compartir al mismo tiempo de la inmensidad del Océano de Luz.

 

 

Wa salamu Aleykum wa ramatuallahi wa barakatu

Muhammad Leal Roel

 

 

 

Está aquí: Home Islam y Sufismo Artículos LA PUERTA AL MASNAVI